Mi secreto



Este post, se lo debo a mi amigo chere, por su Excelente entrevista a María Pastora la famosa tía pucherito, personaje que acompaño a todos los niños que crecimos en los 80 con Los Bochincheros .
Entrevista que se las recomiendo a todos, ahí se puede conocer los comienzos del personaje, a la mujer tras el mismo, una vida, llena de emoción y esfuerzo ¡¡¡
uuff me gusto, clap clap clap aplausos para usted Chere!!!

Los bochincheros me traen demasiados recuerdos hermosos, los juegos, las canciones, mi leche con cola-cao las peleas con mi hermano etc. etc ...
Pero tambien me trae a la memoria un secreto que me acompaño por años y años y hace muy poco lo revele en una comida familiar, y que algunos no me creyeron por la cantidad de años que pasaron, pero luego todos se rieron y si lo pienso bien, hasta yo me sorprendo de no haberlo contado antes...

Año 80 cinco años tenía, y tuve que ser hospitalizado de urgencia, un ataque de Apendicitis me tenía pal gato... y peor aún, se me había pasado a Peritonitis, con solo cinco años, nunca me había separado de mis papás y tenía que quedarme ahí... solo, en un lugar que no es para que este ningún niño.
Bueno el dolor de la enfermedad para mi no era tanto que el separarme de mi mamá, y aún no olvido esa carita de pena que tenía cuando me dejo en el hospital.
La cosa que me operaron comenzando Diciembre, en la recuperación compartía habitación con dos niños, yo calculo que el mayor de unos diez años, luego yo de cinco, y un chiquitito de tres añitos mas o menos, nuestra pieza era pequeñita comparado con las otras, pero eso lo hacía mas familiar entre los tres, la única entretención dentro del hospital, era tener una radio o tener un televisor para ver los dibujos animados. Un día mi papá llego con un televisor en blanco y negro, la alegría de los tres era lo máximo, podríamos ver los monitos y por supuesto Los Bochincheros.
A la semana después de la operacíon ya podía caminar y lo entretenido era cuando llegaba la hora de Los Bochincheros, tanto asi, que en algunas habitaciones donde no había una tele, los niños se iban a la nuestra, y se llenaba, todos cantando y riendo.

En el hospital habían dos enfermeras que sobresalían del resto del persona médico, una era la jefa, que era mayor, muy enojona, gruñona y brusca a la hora de las curaciones, y la otra que todos queríamos era todo lo contrario, ella era joven, bonita, amorosa, y con la mano suaveciiita a la hora de las curaciones, claramente estabamos todos enamorados de ella, y cada vez que nos iba a ver a la pieza tratabamos de impresionarla de algúna manera, para llamar su atención.
A los 15 dias después de mi operación, ya podía jugar con alguna normalidad, pero todavía estaba con puntos y parches etc. ect. etc ...
Un día, en la semana habíamos celebrado un cumpleaos en otra habitación y nos habían regalados mucho globos, entonces la gracia era "imitar los conocurso de globos como Los bochincheros" consistía en lo típico, saltar arriba del globo y que este se reventara, eso era todo y lo pasabamos shansho, los tres lo hacíamos perfectamente y nos entreteniamos mucho . Hasta que en la tarde después del programa, llego a vernos la enfermera favorita, salí a recibirla y le dije que quería mostrarle un juego que aprendimos de Los Bochincheros, ( bien winner!!!) los dos niños me miraban de reojo y con algo de envídia por haber captado primero que ellos la atención de "nuestra enfermera", entonces puse un globo arriba de la cama (sabran que las camas en los hospitales por lo general son mas altas que lo normal) me pare sobre él, di un salto, con tan mala pata que en vez de reventarlo, rebote sobre el y caí al suelo, entre las burlas y risas de mis compañeros, vino la preocupación de la enfermera por mi herida, al revisarla, se dió cuenta que con el porrazo se había abierto la cicatriz, entonces como ella era en cierta forma la responsable de mi jueguito, hicimos un pacto secreto entre los cuatro que estabamos ahí, para que no la retara la enfermera jefe, dijimos que la ibamos a llamar y a contarle que yo estaba durmiendo una sieta, y que me di la vuelta y me caí, y por esa razón se me abrio la herida (jajajaja todo por salvarla a ella)
Lo malo para mí fué cuando llego la jefa, al contarle la "mentirita" ella tomo la desición que debía dormir A-MA-RRA-DO
Al otro día en la mañana, mi mamá llego a verme tempranito y me encontro amarrado durmiendo, le contamos la misma mentirita para que no las emprendiera contra el hospital y la enfermera Y asi paso, estuve durmiendo una semana amarrado, soportando las burlas de mis compañero, y cada vez cuando apagaban la luz para dormir, sentía que uno de los dos se levantaba solo para hacerme cosquillas en la planta de los pies.

Lo anecdótico y curioso es que nunca le dije la verdad a mi mamá, sino hasta hace muy poco. En un almuerzo familiar, salio el tema de los que se cáen de la cama, debido a que mi hijo durmiendo se dio un porrazo, entonces todos nos reíamos del coto y mi vieja con el ánimo de defender a su nieto salió diciendo:
" kotto no te rias tanto, mira que tu tambien te caíste de la cama y mas encima tuviste que dormir amarrado"
entre las risas de todos le dije :
"vieja pero no fue asi, yo nunca te conte la verdad pero me caí jugando con un globo, imitando uno de los juegos de los bochincheros, y para que no retaran a la enfermera te dije que me caí durmiendo"
Le conte toooodos los detalles de la historia, al princípio no me creyo nada, pero después las risas eran de todos y mas cuando no entendían como había guardado ese secreto despues de
¡¡¡veinticinco años!!! que loco.

6 comentarios:

Don Chere® dijo...

Ufff..venia a responderte y me encuentro con esta sorpresa...gracias.

Mira, no te explico lo emocionante que fue editar la entrevista, y verla ya subida con musica de fondo fue increible..tal como dije, fue recordar mucho.

Aparte la Pastora Campos es una mujer increible, lo más sencilla, humana y aterrizada que hay..nada de falsos egos ni pelotudeces...super calida...fue choro...

Que bueno ver que a ti y a otros les desperto lo mismo que a mi...una emocion enorme.

Un abrazo.-

Pepet el Anacoreta dijo...

Los bochincheros eran notables pese a copiarle todas las canciones a un payaso español llamado Miliki.
En cuanto a la enfermera además de irresponsable, mentirosa y en el límite de la ética.

Fragilidad dijo...

Hola pase a devolverte la visita y agradecertela tambien , espero que vuelvas cuando quieras !!
besos y bonito blog !

Tía Pucherito dijo...

!!tan chiquitito y con tanto sentido del honor y la lealtad!!!...lo que puede el amor...ja ja te mando un beso enorme!!!!

Loreto! dijo...

yo tengo re pocos recuerdos de los bochincheros coo tal, en realidiad no se hasta q año estuvieron al aire, pero si recuerdo las canciones, ya q en el jardín las cantábamos todo el día, y son hasta el día de hoy las siguen cantando en algunos jardines...

que tierno tu secreto... cuando uno es niño estan noble e inocente...

saludos!

iovai dijo...

Uyyyy que heavy, chiquitito y guardando un secreto. Igual la pobre habría sido regañada o algo más por dejar jugar al pequeño que estaba en extremo cuidado.

Buena anecdota, y un gran secreto.

saludos