Noviembre


Hoy tengo sentimientos encontrados, hace 17 años mi viejo falleció un día como hoy, 02 de Noviembre, el cancer se lo llevo cuando tenía 52 años.
Tengo sentimientos encontrados, al ver como el abuelo de mi hijo agoniza, y eso me hace recordar lo que yo vivi cuando era niño.
Es triste pensar el poco tiempo que pude compartir con él, era solo un niño cuando nos dejo;
nunca he sido de los que de muestra sus sentimientos, sea bueno o malo nosé, pero me gustaría poder abrazar a alguien y poder contarle lo que me pasa en estos momentos.
Lo extraño mucho, mas ahora que soy papá, y mi hijo me dice que le hubiese gustado haberlo conocido.

Melancolía, tristeza, nostálgia, todo eso se mezcla un día como hoy en mi vida,
una vez leí por ahí la definición de Nostalgia, y me quedo grabada para siempre.


Nostalgia : "El dolor del recuerdo".


Tengo un dolor muy grande en el pecho, algo que me aprieta en mi interior, algo que no es corporal, estoy seguro que en cualquier momento se me caé una lágrima de nose donde; y creo que sé, que lo provoca... El dolor del recuerdo....

3 comentarios:

Don Chere® dijo...

Pucha...sólo fuerza..lo unico que se me ocurre decir.

Dr. Child! dijo...

Uff!! La verdad es que cualquier cosa que te diga no mitigará tu angustia actual, lo sé, pero créeme que (en la ciber-distancia/cercanía) estoy contigo como blog-amigo y como futuro médico... piensa que, como tu mismo dijiste en el post previo, fue su elección: tu suegro no quiso cuidarse y fue, mala o buena , pero, SU opción al fin y al cabo y hay que respetársela.

Por otro lado, creo que tu padre estaría orgulloso de ver como su hijo acompaña a su nieto en estos momentos tan difíciles, y le brinda todo el apoyo que él quiso darte y no pudo. Además los niños, con su inocencia toleran mejor estas cosas que los adolescentes, y estoy seguro que tú estarás ahí para hacerle las cosas menos traumáticas... recuerda que ahora será el duelo de tu hijo y no el tuyo. Prepáralo.

Y comprendo que aún te duela la ausencia de tu padre, pero el permanece vivo en tu recuerdo y aunque quizás nunca le dijiste algunas cosas que hubieses querido contárselas, con los hechos demuéstrale que valió la pena el tiempo que alcanzó a compartir junto a tí.

Un abrazo,
THE CHILD.

Angelita dijo...

Y quién dijo que llorar es malo..?

Vamos, que usted tiene un hombro donde apoyarse y llorar hasta que se le quiten las ganas, hasta que ya no quede nada.

Apóyese, acérquese, desahóguese, llore que eso le hará bien.

Un abrazo,